• Paulina Calderón Suárez

¿Alguien lee las revistas corporativas?

9 consejos para las revistas internas del siglo XXI





«Una historia con un personaje sin personalidad no atrapa a la audiencia»

Walt Disney


Me encantan los jefes que te miran a los ojos, que te explican el proyecto que te proponen, lo que esperan de él y lo que esperan que tú hagas en él. Me encanta la gente que escucha, que valora los puntos de vista de su equipo, que lo motiva. Amo trabajar en entornos cooperativos, donde todos y cada uno participan y saben que su aportación es valiosa e importante. Amo los líderes que te dicen lo que piensan, pero también escuchan lo que piensas tú (porque lo puedes decir con confianza), crean puentes y construyen… Pues de todo eso van las revistas corporativas del siglo XXI.


Atrás quedaron los tiempos donde los directivos eran los que explicaban lo que se había hecho y lo que no; los empleados recibían la información —probablemente la recibían pero no la leían—, y todo quedaba en papel mojado.


Por ello, si ya tienes o deseas hacer una revista o boletín corporativos aquí tienes algunas ideas para asegurarte que conectas con la audiencia y presentas a los personajes que realmente interesan en tu compañía: los empleados.


  1. ¿Cuál es el objetivo? Parece obvio, pero no lo es. ¿Para qué tienes o quieres una revista de empresa? ¿Informar, motivar e involucrarlos, que se sientan parte de tu proyecto? Si es así, nunca pierdas tu objetivo de vista.

  2. Crea una estructura editorial coherente. Otro punto importante a considerar es la estructura editorial. Un editor profesional de revistas te puede ayudar a encontrar la forma de construir los contenidos de forma ordenada, creando secciones fijas que darán una gran cercanía a tus lectores.

  3. Haz que sea realmente la revista de los empleados. Obviamente los gerentes pueden decir “la suya”, pero los verdaderos protagonistas tienen que ser los miembros del equipo, los personajes “que atrapen” a otros lectores y conecten con la audiencia. Busca testimonios o casos de éxito entre tus empleados. Es importante que todos vean cómo otros consiguen los objetivos marcados por la Dirección. Eso genera sana competencia.

  4. Siempre en positivo. Las revistas para empleados, incluso si deben incluir algún tema poco agradable (resultados negativos, por ejemplo), tienen que contar con mensajes motivacionales y positivos. Ojo: motivacional no quiere decir “cursi”. Incluir miles de frases inspiradoras no es para todos....¡Y tú quieres que tu revista llegue a toda la plantilla!

  5. Permite la participación de otros departamentos. En los Departamentos de comunicación de las empresas suele olvidarse que hay empleados talentosos que pueden participar y colaborar esporádicamente en la revista de tu empresa, con un artículo de opinión, por ejemplo. De vez en cuando haz convocatorias para que los empleados de otros departamentos puedan escribir y participar, por ejemplo, con fotografías. ¡Aprovecha el talento de tus compañeros! ¡Esto hará que sientan la revista corporativa como algo suyo!

  6. Temas confidenciales. Nunca incluyas en una revista corporativa información que no pueda ser de dominio público. Aunque insistas en los textos que la información contenida en tu publicación es interna, nada garantiza que tu contenido no pueda ser compartido, incluso con tu competencia.

  7. Feedback. Es básico que te retroalimentes. Pregunta periódicamente a los empleados que reciben tu revista a través de encuestas qué les gusta, qué no, qué quieren ver… y mejor de forma anónima. Aunque no te gusten todas las respuestas, sé consecuente.

  8. Simplifica. Tal vez el gerente de tu empresa sea una maravilla con los KPIs, la consecución de objetivos y el liderazgo, pero escribir no sea lo que mejor se le dé. Haz más sencillo el procedimiento editorial. Un redactor profesional, que capte las ideas al máximo puede hacer la diferencia entre un proceso editorial eficiente y una pesadilla.

  9. Digital. Cada vez más empresas tienden a convertirse en zero paper. Hacer una revista digital es más ecológico y respetuoso con el planeta y las generaciones futuras. Además, las plataformas de publicaciones online (por ejemplo, issu) permiten incluir contenido interactivo.


¿Te ayudo? Si necesitas consejos editoriales para las publicaciones de tu empresa, escríbeme o llámame para que juntos encontremos una solución :)


Paulina.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo